Chakrasana

Chakrasana

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:yoga

Kati chakrasana

En la forma general de la asana, el practicante tiene las manos y los pies en el suelo, y el abdomen se arquea hacia el cielo. Se puede entrar en ella desde una posición supina o a través de una postura supina menos rigurosa, como la Setu Bandha Sarvangasana (postura del puente). Algunos practicantes avanzados pueden entrar en la Postura de la Rueda “dejándose caer hacia atrás” desde Tadasana (Postura de la Montaña), o poniéndose de pie con la espalda apoyada en una pared, extendiendo los brazos por encima de la cabeza y bajando las manos por la pared hacia el suelo. Los practicantes avanzados también pueden seguir la rueda con cualquiera de sus variaciones (enumeradas a continuación), o con otras posturas de espalda, como Dwi Pada Viparita Dandasana, o empujando hacia atrás para ponerse de pie en Tadasana [5][6].
En su 40 aniversario, Yoga Journal recordó siete formas en las que había cubierto Urdhva Dhanurasana, incluyendo una portada del profesor de Yoga Iyengar Rama Jyoti Vernon haciendo la postura en su primer año, 1975 y Angela Farmer haciendo la variante de una pierna en 1982[9].

Variaciones de chakrasana

Los últimos miles de años nos han regalado una gran cantidad de posturas de yoga. Desde Tadasana y Chakrasana hasta Savasana y todo lo que hay entre ellas, hay un mundo de giros y vueltas, subidas y bajadas, y formas un tanto pretzel con nombres impronunciables. Sin embargo, una cosa que todas las asanas tienen en común es su capacidad para cambiar la energía. La forma en que te sientes antes de una práctica de yoga es probablemente al menos un poco diferente cuando vuelves a salir después de una hora o más de respiración, movimiento y quietud, y los yoguis han trabajado en esta capacidad de cambiar la forma en que nos sentimos desde el principio.
Con una gran cantidad de libros llenos de posturas e imágenes, la historia y descripción de las asanas, y las instrucciones específicas de alineación, es fácil olvidar que la práctica física del yoga afecta a todos nuestros aspectos, no sólo al cuerpo físico, sino también a nuestro centro energético más profundo. Hace miles de años, era este centro energético el que ocupaba un lugar privilegiado en el mundo del yoga. Sin espejos ni accesorios, la sensación de cada postura en todos los niveles era el punto de atención, en lugar de la apariencia.

Chakrasana ashtanga

Es muy fácil asumir que las celebridades, que lucen tan bellas y seguras de sí mismas en todas las apariencias, tienen una vida perfecta. Sin embargo, lo que la mayoría de nosotros no tiene en cuenta es el duro trabajo y la práctica que supone mantenerse en forma.
Kriti Sanon compartió recientemente un post en Instagram en el que se la ve haciendo chakrasana. Pero fue el pie de foto lo que realmente dejó inspirados a sus fans. La burbujeante actriz reveló que dudó antes de compartir la imagen porque sentía que no era perfecta, pero se dio cuenta de que no tenía por qué serlo. Sin embargo, firmó diciendo: “Si no estás evolucionando, no estás viviendo realmente. Sólo estás de paso en la vida”.
Pensé en poner esto, pero luego sentí que no era perfecto. ¿Pero por qué todo tiene que ser perfecto de todos modos? ♀️ #WorkInProgress Si no estás evolucionando, no estás viviendo realmente. ¡Sólo estás de paso por la Vida! -Kriti P.D. : ¡Feliz con el progreso de @robin_behl14!
Con una práctica regular, la chakrasana ayuda a reducir la grasa abdominal. Es más, también contribuye a tonificar el vientre. Si quieres reafirmar tu región abdominal, ¡deberías empezar a practicar esta asana todos los días!

Wikipedia

También conocida como Urdva Dhanurasana, la Chakrasana es un movimiento de yoga popular que muchos practican para aumentar la flexibilidad de la columna vertebral y fortalecerla. La “Postura de la Rueda” o, como a la mayoría de la gente le gusta llamarla, la Postura del Arco hacia arriba, forma parte del Ashtanga Yoga, que es una forma de yoga que aumenta la salud del corazón, funciona como destructor del estrés, quema grasa y sirve como ejercicio cardiovascular, entre otros beneficios. Introducido por Sri K. Pattabhi Jois en 1975, este estilo de yoga implica la práctica de las posturas del Ashtanga a un ritmo rápido y continuo.
Chakrasana o Urdhva Dhanurasana forma parte del Ashtanga Yoga, que es una forma ampliamente practicada para mejorar la salud del cuerpo y la mente. Además de fortalecer la salud física y mental, se dice que la Chakrasana alinea los siete chakras del cuerpo, que son el Muladhara (el Chakra Raíz), situado en la base de la columna vertebral, el Svadhisthana (el Chakra Sacro), el Manipura (el Chakra del Ombligo), el Anahata (el Chakra del Corazón), el Vishuddha (el Chakra de la Garganta), el Ajna (el Chakra del Tercer Ojo) y el Sahasrara (el Chakra de la Corona). Las culturas antiguas sugieren que tener estos chakras alineados equivale a un flujo de energía uniforme y saludable que amplía la salud del cuerpo y la mente. Esta asana consiste en flexionar hacia atrás arqueando la espalda en forma de arco y tocando el suelo con las palmas de las manos. La Chakrasana es conocida por aumentar la flexibilidad y la fuerza muscular. Se dirige a la columna vertebral, las muñecas, los músculos intercosteros, los cuádriceps y los flexores de la cadera, además de estimular la energía del cuerpo.