En este momento estás viendo Piedras sanadoras

Piedras sanadoras

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:yoga

Piedras sanadoras

Amazonita

Desde el principio de los tiempos, la gente ha recurrido a los cristales para obtener su dosis de curación. Son los tesoros de la Madre Tierra, gemas brillantes, piedras y cristales de roca nacidos de la energía elemental. En un solo resplandor, pueden captar el sol, la luna, los mares salados, la tierra y las montañas y pueden transmutar todo ese poder curativo hacia nosotros. Los cristales curativos tienen una larga historia: han adornado las corazas de sacerdotes y guerreros, se han utilizado en el servicio chamánico, han sido luces de guía para tribus antiguas y se han guardado en los bolsillos de princesas, marineros y curanderos.
En el mundo moderno, estas potentes piedras tienen mucho poder. A medida que pasa el tiempo, se vuelven más potentes y pueden ser un recurso muy valioso para ayudarnos a reconectar con el mundo natural. Nos ayudan a canalizar nuestras intenciones, a elevar nuestras vibraciones y pueden hacer aflorar toda la gracia, la belleza y la magia latentes que ya tienes guardadas en tu interior. Recuerda que todo en la vida tiene una vibración y que si podemos hacer coincidir nuestras vibraciones internas con las cosas que queremos en este mundo, podremos manifestarlas en nuestras vidas. Los cristales pueden ayudar a cerrar esa brecha con su potencial de limpieza y sus vibraciones positivas. Estas pequeñas y brillantes piedras mágicas también nos invitan a despejar la mente, a sentarnos en meditación y a rumiar cómo podemos calmar nuestras mentes de mono y entrar en una curación más profunda.

Aventurina

Cristales. Victoria Beckham los utiliza entre bastidores en sus desfiles de moda. Miranda Kerr los coloca en su sala de meditación y yoga. Katy Perry duerme con uno en la mano por la noche. Tras haber alcanzado la popularidad en los años 70, la curación con cristales ha resurgido en los últimos años, con personajes como Cara Delevingne, Lena Dunham y Adele, que han hablado de sus propiedades calmantes, curativas y que traen fortuna. En marzo de este año, Kate Middleton incluso fue vista en una llamada de Zoom llevando un par de aros de oro de la marca Missoma, que contenían rodocrosita. Según la marca, la piedra tiene propiedades «curativas», y la descripción del producto dice: «Estos mini aros tienen un cristal curativo de color rosa basado en el corazón que irradia amor, compasión y buenas vibraciones».
Pero cuando hay celebridades como Spencer Pratt (el rubio de The Hills) que han desembolsado más de 380.000 libras esterlinas en cristales y coleccionistas que afirman haberse curado de sus adicciones gracias a la energía natural de las piedras, es difícil descifrar qué hacen exactamente, cómo funcionan y si comprarlas es sólo una excusa más para que la élite de Hollywood gaste su dinero. En busca de respuestas, hablamos con Devi Brown, fundadora de la marca de bienestar Karma Bliss, y con Morgane Jorge, fundadora de la empresa de cristales con sede en Francia Stones Club, para descubrir la verdad que hay detrás de los cristales.

Cristales para la curación: la comp…

En los últimos años, las tendencias de bienestar de la Nueva Era, como la terapia de sal y la terapia de regresión a vidas pasadas, han vuelto a entrar oficialmente en la corriente principal. El uso de cristales como una forma de autocuidado ha aumentado particularmente en popularidad, apareciendo en todo Instagram, en los estantes de los estudios de yoga, y tal vez incluso en el escritorio de su compañero de trabajo.
Para empezar, sus defensores creen que los cristales son conductos de la energía curativa de la tierra cuando se utilizan correctamente. «Los cristales emiten vibraciones positivas, edificantes, energizantes y calmantes que ayudan a lograr una mente más pacífica y un estado físico revitalizado», explica Heather Askinosie, cofundadora de Energy Muse, una tienda online de cristales. Se dice que cada cristal tiene un efecto diferente sobre la mente y el cuerpo. Se dice que las vibraciones de los cristales surgen de la forma única en que sus átomos y moléculas se mueven e interactúan, dice Amy Mercree, experta en salud holística y autora de The Mood Book: Crystals, Oils, and Rituals to Elevate Your Spirit. Estas vibraciones y energías pueden, supuestamente, afectar a nuestros cuerpos y mentes.

Cristales para la curación emocional: un…

La curación con cristales es una práctica pseudocientífica de medicina alternativa que utiliza piedras semipreciosas y cristales como el cuarzo, el ágata, la amatista o los ópalos. Los adeptos a esta práctica afirman que tienen poderes curativos, pero no existe ninguna base científica para esta afirmación[1][2][3] Los practicantes de la curación con cristales creen que pueden potenciar la baja energía, prevenir la mala energía, liberar la energía bloqueada y transformar el aura de un cuerpo[4].
En uno de los métodos, el practicante coloca cristales en diferentes partes del cuerpo, a menudo correspondientes a los chakras; o bien el practicante coloca cristales alrededor del cuerpo en un intento de construir una red de energía, que supuestamente rodea al cliente con energía curativa. Las investigaciones científicas no han encontrado pruebas de que tales «redes de energía» existan realmente, y no hay pruebas de que la curación con cristales tenga un efecto mayor sobre el cuerpo que cualquier otro placebo.
En el relato de Platón sobre la Atlántida también se menciona la curación con cristales. Según Platón, los atlantes utilizaban cristales para leer la mente y transmitir los pensamientos[6] La primera documentación histórica sobre los cristales procede de los antiguos sumerios (entre 4500 y 2000 a.C.). Los sumerios utilizaban cristales en sus fórmulas mágicas[7][8].