Postura del guerrero 2

Postura del guerrero 2

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:yoga

Guerrero 2

El Guerrero II es una de las posturas básicas del yoga, lo que significa que lo hacemos mucho y su alineación es la base de muchas otras posturas. Para entender bien el Guerrero II, tenemos que hablar de la alineación de la cadera y de cómo se diferencia del Guerrero I. La versión corta y dulce es que en el Guerrero I, tu pelvis mira hacia el frente de la esterilla mientras que en el Guerrero II, tu pelvis mira hacia el lado de la esterilla. Si esto suena confuso, tenemos una guía en profundidad sobre la alineación de la cadera con ejercicios prácticos para ayudarte a sentirla.
Las posturas de pie se construyen desde la base, por lo que vamos a centrarnos especialmente en los cimientos, empezando por los pies y las caderas, y subiendo luego a los hombros, los brazos, el cuello y la cabeza. En una clase, es posible que no tengas tiempo para repasar cada uno de estos pasos tan meticulosamente, por lo que es una buena idea tomarte de vez en cuando el tiempo necesario para reafirmar la alineación en la memoria muscular de tu cuerpo. Luego, cuando la postura surja en un flujo, puedes entrar en ella con una serie de pequeños autoajustes.

Beneficios de la postura del guerrero 2

El Guerrero II – Virabhadrasana II – es una postura de yoga de pie que mejora la fuerza, la estabilidad y la concentración. Recibe su nombre del guerrero mitológico hindú Virabhadra, una encarnación del dios Shiva. Virabhadra era una deidad alta, oscura y feroz, representada con mil brazos, pelo y ojos en llamas y con una guirnalda de calaveras.
Se trata de una postura de apertura profunda de las caderas que fortalece los músculos de los muslos y las nalgas. Tonifica el abdomen, los tobillos y los arcos de los pies. Esta postura también abre el pecho y los hombros, mejorando la capacidad respiratoria y aumentando la circulación en todo el cuerpo. También se sabe que es terapéutica para los pies planos, la ciática, la infertilidad y la osteoporosis.
Más que una postura física, el Guerrero II aumenta la capacidad de concentración. Al afinar la mirada, diriges tu mente con claridad e intención. Las distracciones desaparecen y tu energía se vuelve poderosa y enfocada.
No practiques el Guerrero II si tienes una lesión reciente de cadera, rodilla u hombro, o si tienes diarrea o presión arterial alta. Las personas con lesiones en el cuello no deben girar la cabeza para mirar la mano delantera (en el paso 10). Trabaje siempre dentro de sus propios límites y capacidades. Si tienes alguna duda médica, habla con tu médico antes de practicar yoga.

Trikonasana

Todos los que practican yoga estarán de acuerdo en que hay una asana favorita. Te encanta, es cómoda, es un reto, es un santuario, te calma… hay tantas razones por las que llamamos a una o a un puñado de ellas, asana favorita. La mía es la Virabhadrasana II – la Postura del Guerrero II (y no es casualidad que esté tatuada en mi piel)
A primera vista puede parecer extraño que una postura de yoga lleve el nombre de un guerrero, porque ¿no es el yoga una forma pacífica de autodescubrimiento? El significado de esta postura tiene que ver más con el poder espiritual que vive en todos nosotros. El guerrero ayuda a luchar contra la ignorancia. Las posturas del guerrero son asanas desafiantes que exigen mucha fuerza y estabilidad del cuerpo. Todos los músculos, especialmente los de los brazos, están continuamente activos.
Estas poderosas posturas I, II y III son algunas de las más comunes en la práctica del yoga. Promueven la concentración mental y energizan la mente y el cuerpo. El Guerrero I comienza en una posición de embestida en la que los brazos se levantan por encima de la cabeza, con las palmas enfrentadas. Estira las estocadas, los hombros, los glúteos y construye la fuerza del núcleo. De manera mental, el Guerrero I aumenta la conexión cuerpo-mente. La planta completa del pie trasero, combinada con la cuadratura de las caderas y la rotación interna del pie trasero, requiere una gran percepción de la posición del cuerpo.

Postura del guerrero 2 en línea

Tanto los nuevos practicantes como los yoguis experimentados han tenido problemas, en un momento u otro, con Virabhadrasana II, conocida por la mayoría como Guerrero II. Esta postura dinámica desafía múltiples sistemas corporales y requiere resistencia y fuerza muscular, equilibrio y estabilidad, alineación adecuada y conciencia consciente para obtener el mayor beneficio y evitar lesiones. Por otro lado, cultiva el sentido de la solidaridad, la confianza y el coraje para ser el guerrero que llevamos dentro.Hay tres áreas principales de enfoque anatómico que son de suma importancia en el Guerrero II.
La base de apoyo (BOS) es clave para construir cualquier postura de yoga. Sin una base sólida, la postura pierde su integridad, y el enfoque del practicante se desvanece en una lucha por encontrar la estabilidad y la quietud. Los pies son el componente más importante de cualquier postura de yoga de pie. Una correcta orientación de los pies permite al practicante sentirse profundamente conectado con el suelo, ofreciéndole una sensación directa de estabilidad antes de pasar a la postura propiamente dicha: