En este momento estás viendo Sauna individual

Sauna individual

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:yoga

Sauna individual

Tienda de sauna individual

Los corredores ya están familiarizados con los beneficios del sudor, desde el enfriamiento y la desintoxicación del cuerpo hasta la limpieza de la piel y la prevención de infecciones. Aunque el mejor tipo de sudor es y siempre será el que se gana en una carrera dura, una sauna también puede ofrecer una sesión de sudor mientras reduce, en lugar de aumentar, la inflamación, ya sea que desee recuperarse de una lesión grave o simplemente relajarse después de un entrenamiento.Echa un vistazo a las revisiones rápidas a continuación de nuestros cinco mejores saunas para el hogar, o desplácese más profundo para obtener más información útil de compra y revisiones completas de esos modelos.
Beneficios de la sauna para la salud de los corredoresBecky Wade, autora de Run the World, sobre las culturas mundiales del running, recomienda a los corredores el uso de saunas para sus propósitos de correr. Después de pasar un mes en Finlandia, descubrió que las saunas pueden ser tan reconstituyentes como los baños de hielo, los rodillos de espuma y otros métodos de recuperación.El uso de la sauna no sólo proporciona un alivio inmediato de los dolores musculares y articulares, sino que también puede mejorar la circulación y reducir la presión arterial, lo que en última instancia puede disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares a largo plazo. Las investigaciones también sugieren que puede reducir la inflamación y el dolor de enfermedades como la artritis y la fibromialgia. Además de la recuperación, el uso regular de la sauna puede mejorar el rendimiento de los corredores. En un estudio, un pequeño grupo de corredores masculinos de distancia redujo su tiempo de 5K en casi un 2 por ciento después de sólo tres semanas de uso de una sauna después de entrenar durante 30 minutos, cuatro veces por semana.

Ver más

Crew & Axel envía todos los artículos de forma gratuita con Fedex o UPS por tierra. Esto puede tomar de 3 a 5 días hábiles para llegar. También ofrecemos envíos urgentes, al segundo día y al día siguiente. Los precios estarán disponibles en el momento de la compra. ¿No te gusta? Devuélvelo, sin preguntas. Simplemente envíanos un correo electrónico y prepararemos una devolución de inmediato.
Gracias a la sauna de infrarrojos Crew & Axel puede disfrutar de todos los beneficios que cambian la vida de una auténtica sauna en la comodidad de su propia casa. Sólo tiene que instalarla en la habitación que desee, disfrutar del tratamiento natural que se merece y después plegarse y relajarse cuando haya terminado.
Gracias a la exclusiva tecnología de infrarrojos, nunca más tendrá que lidiar con ninguno de los inconvenientes de una sauna tradicional. Eso significa que no hay humedad, limpieza o retrasos. Simplemente enciéndala, deje que se caliente durante 10-15 minutos y prepárese para disfrutar de la experiencia de spa que ha estado esperando.
La sauna Crew & Axel se puede plegar y guardar cuando no se utiliza. Ocupa muy poco espacio y se puede guardar simplemente doblando la tienda y quitando la silla. Se guarda debajo de la cama o en el armario. Se monta en segundos cuando la necesita.

Saunas casi paradisíacas…

Las saunas domésticas son una forma estupenda de experimentar un calor relajante en la comodidad de su propia casa. Mucha gente considera que una buena sesión de sudor en una sauna es una forma eficaz de refrescarse después de un entrenamiento vigoroso o de experimentar una sensación de confort terapéutico.
Al comprar saunas para el hogar, encontrará que las opciones incluyen saunas convencionales construidas con maderas duras (como el cedro, la cicuta o el álamo) y tiendas de sauna más pequeñas que son plegables y de tamaño para una sola persona. Ambos tipos de saunas están disponibles con fuentes de calor de vapor o de infrarrojos. Algunas personas prefieren el calor «seco» de una sauna de infrarrojos, mientras que otras prefieren la experiencia húmeda de una sauna de vapor.
La mayoría de las saunas pueden instalarse en cualquier superficie dura, tanto en interiores como en exteriores, pero las mejores son las de hormigón, baldosas, madera y vinilo. Preste especial atención a los requisitos eléctricos, ya que algunas saunas más grandes o con unidades de calefacción de alta potencia pueden requerir una toma de corriente de 240 V. Sin embargo, la mayoría de las saunas domésticas se conectan a una toma de corriente estándar de 110 V, por lo que es fácil transformar cualquier zona de la casa en un refugio relajante.

Comentarios

Una sauna (/ˈsɔːnə, ˈsaʊnə/,[1][2] finlandés: [ˈsɑu̯nɑ]), o sudatorio, es una pequeña sala o edificio diseñado como lugar para experimentar sesiones de calor seco o húmedo, o un establecimiento con una o más de estas instalaciones. El vapor y el alto calor hacen transpirar a los bañistas. En una sauna se suele utilizar un termómetro para medir el calor, y un higrómetro para medir los niveles de humedad o vapor. A menudo se hace referencia a la terapia de infrarrojos como un tipo de sauna, pero según las organizaciones de saunas finlandesas, los infrarrojos no son una sauna[3].
Como resultado de la Revolución Industrial, la sauna evolucionó hasta utilizar una estufa de leña metálica, o kiuas Pronunciación finlandesa:  [ˈkiu.ɑs], con una chimenea. La temperatura media del aire era de unos 75-100 °C, pero a veces superaba los 110 °C en una sauna finlandesa tradicional. Cuando los finlandeses emigraron a otras zonas del mundo, llevaron consigo sus diseños y tradiciones de sauna. Esto condujo a una mayor evolución de la sauna, incluida la estufa eléctrica para saunas, que fue introducida en 1938 por Metos Ltd en Vaasa[11]. Aunque la cultura de la sauna en la actualidad está más o menos relacionada con la cultura finlandesa, la evolución de la sauna se produjo más o menos en la misma época tanto en Finlandia como en los países bálticos, compartiendo el mismo significado y la misma importancia de la sauna en la vida cotidiana, que todavía se comparte. La sauna se hizo muy popular sobre todo en Escandinavia y en las regiones de habla alemana de Europa después de la Segunda Guerra Mundial. Los soldados alemanes habían experimentado las saunas finlandesas durante su lucha contra la Unión Soviética en el frente soviético-finlandés de la Segunda Guerra Mundial, donde lucharon en el mismo bando. Las saunas eran tan importantes para los soldados finlandeses que construyeron saunas no sólo en tiendas de campaña móviles, sino incluso en búnkeres[12]. Después de la guerra, los soldados alemanes llevaron el hábito a Alemania y Austria, donde se hizo popular en la segunda mitad del siglo XX[12]. La cultura de la sauna alemana también se hizo popular en países vecinos como Suiza, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo[13].