En este momento estás viendo Tabla de yoga diaria

Tabla de yoga diaria

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:yoga

Tabla de yoga diaria

Rutina diaria de yoga para principiantes

El yoga puede beneficiar a su cuerpo de numerosas maneras, desde ayudar a controlar su respiración hasta practicar la relajación y mejorar su equilibrio. Aquí hay 15 posturas de yoga que deberías hacer todos los días para ayudar a tu cuerpo a recargarse y sentirse menos tenso a lo largo del día.
El dolor de espalda es una experiencia común que muchas personas tienen, la postura del puente de yoga es una forma fascinante de superar esos intensos dolores. Hacer la postura del puente permite que tu columna vertebral se estire creando flexibilidad a lo largo de toda la columna vertebral.
La postura del puente no sólo ayuda a la columna vertebral, sino que también abre el pecho. Abrir el pecho alivia el dolor de la parte superior de la espalda, y también ayuda a la respiración al crear un mejor flujo de aire.
Los tres mejores beneficios de la postura fácil son: 1) Te ayuda a regular tu respiración, lo cual es calmante para el cuerpo, 2) Estira tu cadera ampliamente y 3) Ayuda a enderezar tu alineación en la espalda.
La postura del Guerrero 1 es perfecta para cualquiera que quiera abrir su pecho y sentir un profundo estiramiento en los hombros en preparación para una gran postura. También te ayuda a concentrarte en inhalar y exhalar lentamente mientras le das a tu cuerpo y a tu mente la calma que necesita.

Pincha mayurasana

La práctica en casa es difícil. Es humano pasar por fases en las que te distraes con la nueva y brillante postura de desafío que quieres probar o, en el extremo opuesto del espectro, simplemente te quedas atascado en tu secuencia favorita que te hace sentir bien. Aunque definitivamente no quieres perder de vista los objetivos o las dulces sensaciones que te hacen volver a tu esterilla, es una buena idea echar un ojo crítico a tu práctica de vez en cuando y buscar las áreas en las que podrías esforzarte para conseguir un mayor equilibrio.
Al fin y al cabo, de eso se trata el yoga, y los practicantes de todos los niveles pueden beneficiarse de volver a lo básico con regularidad para reexaminar las acciones y la alineación de las posturas fundamentales de pie, las flexiones hacia atrás, las flexiones hacia delante y las inversiones. Por lo tanto, he compilado una lista de posturas que realmente resisten la prueba del tiempo, es decir, 10 asanas que todo yogui debería practicar regularmente. Aquí está lo que hizo mi lista, junto con consejos de enfoque para los practicantes principiantes, intermedios y avanzados.
Esta hermosa sentadilla es una de mis posturas favoritas de todos los tiempos. Malasana libera la parte baja de la espalda, abre las caderas y convierte al practicante en una linda pepita. Explora las variaciones y los consejos sobre cómo hacer esta postura más fácil o cómo profundizarla.

Ardha chandras…

Como escribe el poeta Rumi, «Este ser humano es una casa de huéspedes, cada día una nueva llegada». Uno nunca sabe qué emociones pueden surgir: no podemos controlar la fluctuación natural de nuestro vibrante corazón, el flujo continuo de sentimientos y pensamientos. Lo que sí podemos hacer es trabajar con nuestra mente aceptando su naturaleza y con nuestro cuerpo fortaleciéndolo y abriéndolo para que sea lo suficientemente potente y espacioso como para acoger todo tipo de pensamientos y sensaciones interesantes. Una práctica diligente del yoga puede ayudar a cultivar un sentido de estabilidad, confianza y facilidad para afrontar lo inesperado.
Los comienzos pueden ser emocionantes porque nos ayudan a encontrar esa sensación de asombro infantil. Al principio uno puede sentir una profunda sensación de motivación y energía que ayuda a dar ese primer paso, pero con el tiempo la rutina puede volverse aburrida si no se aborda adecuadamente. Hay dos elementos esenciales para alcanzar plenamente el objetivo: la diligencia y la energía para seguir adelante.
Con la práctica diaria, el trabajo físico se convertirá en una segunda naturaleza y la mente adquirirá la capacidad de concentrarse, confiar y dejarse llevar. La repetición de una misma rutina también provocará cambios en la fuerza y la flexibilidad del cuerpo. El truco está en trabajar sin expectativas de lo que se puede conseguir, sino simplemente con constancia. Reconocer humildemente e invitar a cada emoción sin discriminación, simplemente observar y aceptar.

Ver más

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Algunos días no es posible dedicar una hora completa al yoga. Pero la mayoría de los días permiten esta secuencia de 10 a 15 minutos que estira la espalda, los isquiotibiales y las caderas. Piensa en esta secuencia como un plan de mantenimiento que te mantendrá funcionando sin problemas hasta que tengas tiempo para una puesta a punto completa.
Las primeras inclinaciones de la pelvis revelarán cualquier rastro de dolor y rigidez en la parte baja de la espalda. Hazlas lentamente y continúa hasta que el movimiento sea fluido. Después de 10 a 20 repeticiones, fíjate si sientes algún alivio en la espalda.
Recuerda que las inclinaciones pélvicas son sutiles. Simplemente mueves las caderas hacia la cara, sin levantar las nalgas del suelo. Comienza con la parte inferior de la espalda ligeramente curvada y, al realizar el movimiento, debes sentir que la parte inferior de la espalda presiona el suelo.