En este momento estás viendo Tipos de respiracion yoga

Tipos de respiracion yoga

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:yoga

Tipos de respiracion yoga

Ujjayi

El pranayama, o respiración yóguica, es el cuarto de los ocho miembros del yoga descritos por Patanjali. La respiración es la esencia de la vida, el bombeo rítmico de nuestros pulmones nos mantiene vivos, pero la mayor parte de nuestra respiración se produce inconscientemente, sin que nos demos cuenta.  Pero prestar atención consciente a la respiración y aprender a «manipularla» con la ayuda de ejercicios respiratorios específicos es una de las prácticas más eficaces, aunque infravaloradas, para reducir el estrés y mejorar el bienestar general. A continuación, hemos recopilado cinco técnicas de respiración yóguica diferentes que te ayudan a relajarte mejor, a ganar más concentración, fuerza mental y a convertirte en una persona más feliz. Todas estas técnicas de respiración tienen diferentes beneficios físicos, mentales y espirituales. La mayoría de las técnicas de respiración son accesibles para todo el mundo, no se necesitan conocimientos previos para dominarlas. Sólo tienes que tener una mente abierta y curiosa, un poco de paciencia y determinación y te convertirás en un maestro de la respiración yóguica en poco tiempo. Ujjayi – Respiración Victoriosa/Respiración Oceánica

Beneficios de la respiración en el yoga

El yoga, en las últimas décadas, ha crecido en popularidad.  Es fácil confundir esta práctica con una serie de complicados movimientos y contorsiones corporales. Pero aunque los que dominan este arte pueden realizar increíbles actos de flexibilidad, para iniciarse en el yoga no es necesario estar en plena forma física. Antes de aprender a torcer, girar, hacer estocadas, doblar, alcanzar o estirar, hay que reconocer la importancia de algo que hacemos todo el tiempo: La respiración.
En el yoga, el control de la respiración, o pranayama, es esencial. Cuando se hace correctamente, puede ayudar a evitar lesiones. El control de la respiración en el yoga es mucho más que la respiración cotidiana que hacemos para mantenernos vivos. Por lo tanto, para asegurarse de que está haciendo las siguientes técnicas correctamente, se aconseja que busque un instructor de yoga con licencia y no empuje su cuerpo más allá de sus límites. Dicho esto, coge tu esterilla de yoga, encuentra un lugar tranquilo para relajarte y explora estos 10 tipos de respiración de yoga con nosotros.
Ujjayi Pranayama es un ejercicio de respiración profunda que se utiliza durante toda la sesión de yoga. Un aspecto vital de esta técnica consiste en contraer la parte posterior de la garganta al exhalar e inhalar. Cuando se hace correctamente, la respiración debe sonar como el ruido que se escucha cuando se acerca una concha marina a la oreja. El Ujjayi Pranayama es beneficioso, ya que está pensado para ayudar a liberar las emociones reprimidas. Además, con el oxígeno extra que llega a tu cuerpo gracias a la respiración profunda, puedes añadir fuerza a los elementos físicos de tu práctica.

5 ejercicios de respiración de yoga

«Pranayama es el control de la Respiración». «Prana» es el Aliento o la energía vital en el cuerpo. En los niveles sutiles prana representa la energía pránica responsable de la vida o fuerza vital, y «ayama» significa control. Así que Pranayama es «Control de la Respiración».
Uno puede controlar los ritmos de la energía pránica con el pranayama y lograr un cuerpo y una mente sanos. Patanjali en su texto de Yoga Sutras menciona el pranayama como medio para alcanzar estados superiores de conciencia, menciona la contención de la respiración como práctica importante para alcanzar el Samadhi. El Hatha Yoga también habla de 8 tipos de pranayama que harán que el cuerpo y la mente estén sanos.
Cinco tipos de prana son responsables de varias actividades pránicas en el cuerpo, son Prana, Apana, Vyan, Udana y Samana. De estos, Prana y Apana son los más importantes. Prana fluye hacia arriba y Apana fluye hacia abajo. La práctica del Pranayama logra el equilibrio en las actividades de estos pranas, lo que resulta en un cuerpo y una mente saludables.
Los dos primeros dedos de la palma de la mano derecha deben estar curvados y los dos últimos deben mantenerse rectos y juntos. Ahora endereza el pulgar y doblando la mano derecha en el codo, coloca los dedos curvados de tal manera que se acerquen a los labios. Mantenga la mano desde el hombro hasta el codo pegada al pecho. Mantenga el pulgar de la mano derecha en el lado derecho de la nariz y los dos últimos dedos en el lado izquierdo de la nariz. Ahora presionando el pulgar se puede cerrar la cavidad nasal del lado derecho y presionando los dos últimos dedos se puede cerrar la cavidad del lado izquierdo. La presión debe ser ligera y sobre justo debajo del hueso nasal, donde comienza la parte carnosa. Con esta disposición de los dedos, se puede cerrar cualquiera de las dos fosas nasales. Aquí sólo se espera el movimiento del pulgar y de los dos últimos dedos.

Técnicas de pranayama.

El tipo de respiración que se utiliza en el yoga difiere según la práctica y el flujo particular que se esté trabajando. Los diferentes estilos de respiración en el yoga tienen diferentes beneficios. Algunos te dan más energía y fuerza en tus posturas, mientras que otros te ayudan a relajarte y a fundirte en las posiciones.
Pranayama es la palabra sánscrita que se refiere al trabajo de la respiración en el yoga. «Prana» significa «fuerza vital» y «yama» significa «controlar», por lo que pranayama significa controlar la respiración. Cuando trabajas en tu respiración en el yoga estás cambiando deliberadamente la forma de respirar para ayudarte con cualquier postura en la que te encuentres.
Al centrarte en tu respiración en el yoga, obtienes más control sobre tu cuerpo. Por ejemplo, respirar superficialmente y con rapidez, como un perro jadeante, aumenta tu ritmo cardíaco, dándote energía. Este tipo de respiración puede hacerse antes de empezar la práctica para estar más despierto y alerta.
Una respiración lenta y tranquila disminuye el ritmo cardíaco y te hace estar más relajado, como al final de la práctica en Savasana. Combinar la respiración correcta con tu práctica de yoga te ayuda a sacar el máximo provecho de cada postura.