Yoga in india

Yoga in india

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:yoga

El yoga iyengar en la india

El yoga, como parte integral del hinduismo, se ha practicado en la India durante siglos como una forma de liberar la mente, el cuerpo y el espíritu. En los últimos años, el yoga también se ha popularizado en Occidente, inspirando a un número cada vez mayor de personas a venir a estudiar yoga en la India en un entorno tradicional. Hay muchos centros de yoga en la India, que ofrecen desde cursos exhaustivos hasta clases flexibles sin cita previa. Como el estilo de yoga y el enfoque de la enseñanza varían en cada centro, es importante pensar bien en sus necesidades antes de solicitarlo.
Parmarth Niketan, con su impresionante entorno montañoso en la ciudad santa de Rishikesh, es un lugar maravillosamente espiritual para estudiar yoga. El ashram cuenta con 1.000 habitaciones en su campus de ocho acres. Dirige un amplio programa de yoga para principiantes, herencia védica y espiritualidad, y cursos de formación de profesores. Las clases diarias también están abiertas a los visitantes. Una atracción popular es el Festival Internacional de Yoga, de una semana de duración, que se celebra en el ashram cada mes de marzo. En el ashram también se celebran ceremonias de bodas indias sagradas y un aarti del Ganges cada noche.

Aprender yoga en la india para principiantes

El yoga (/ˈjoʊɡə/,[1] pronunciación; sánscrito: योग, lit.  ’yugo’ o ‘unión’) es un grupo de prácticas o disciplinas físicas, mentales y espirituales que se originaron en la antigua India, destinadas a controlar (‘yugo’) y aquietar la mente, y a reconocer la ‘conciencia-testigo’ desapegada como no tocada por las actividades de la mente (Citta) y el sufrimiento mundano (Duḥkha). Existe una amplia variedad de escuelas de yoga, prácticas y objetivos[2] en el hinduismo, el budismo y el jainismo,[3][4][5] y en todo el mundo se practican formas tradicionales y métodos modernos de yoga[6].
A grandes rasgos, existen dos tipos de teorías sobre los orígenes del yoga. El modelo lineal sostiene que el yoga tiene orígenes arios, tal y como se refleja en el corpus textual védico, y que influyó en el budismo; según Crangle, este modelo es apoyado principalmente por los eruditos hindúes. El modelo de síntesis sostiene que el yoga es una síntesis de prácticas indígenas no arias con elementos arios; este modelo es el preferido por los estudiosos occidentales[7].
El término “yoga” en el mundo occidental suele designar una forma moderna de hatha yoga y una técnica de acondicionamiento físico, alivio del estrés y relajación basada en posturas,[21] que consiste principalmente en las asanas,[22] en contraste con el yoga tradicional, que se centra en la meditación y la liberación de los apegos mundanos[21][23] Fue introducido por gurús de la India, tras el éxito de la adaptación del yoga sin asanas de Vivekananda a finales del siglo XIX y principios del XX,[24] que introdujeron los Yoga Sutras en Occidente. Los Yoga Sutras cobraron importancia en el siglo XX tras el éxito del hatha yoga[25].

Retiro de yoga en la india

La India, la legendaria tierra de videntes, sabios, líderes espirituales y sanadores, ha sido un faro de luz para Occidente durante siglos. Es conocida por su enorme poder cultural que ha mantenido un profundo impacto en el mundo durante miles de años. La riqueza de la cultura india se manifiesta en un sinfín de tradiciones, lenguas, creencias y rituales que le confieren riqueza y profundidad. Los habitantes de esta venerada tierra desprenden una sensación de vitalidad y energía positiva que transmite la esencia de la vida. Aunque Occidente ha ejercido su influencia a través de la dominación colonial, el pueblo de la India sigue aferrándose a su rica cultura y patrimonio, lo cual es digno de admiración.
Se cree que el yoga, que es lo que está más de moda en el mundo, se originó en la India hace unos 5.000 años. Según la tradición yóguica, Adiyogi, el primer yogui, transmitió la ciencia del yoga a los legendarios Saptrishis o “siete sabios”. Presentó y explicó 112 formas a través de las cuales los seres mortales pueden superar sus limitaciones y liberar su máximo potencial. Las ofrendas de Adiyogi fueron llevadas a diferentes partes del mundo por estos siete sabios iluminados. Agastya, el sabio que viajó al subcontinente indio, fue el más eficaz a la hora de incorporar el proceso espiritual a la vida práctica, no sólo como una ideología sino como una forma de vida en sí misma. Sus enseñanzas y su filosofía han forjado la cultura india en torno a un modo de vida yóguico fundamental.

El mejor lugar para practicar yoga en la india

El yoga (/ˈjoʊɡə/,[1] pronunciación; sánscrito: योग, lit.  ’yugo’ o ‘unión’) es un grupo de prácticas o disciplinas físicas, mentales y espirituales que se originaron en la antigua India, destinadas a controlar (‘yugo’) y aquietar la mente, y a reconocer la ‘conciencia-testigo’ desapegada como no tocada por las actividades de la mente (Citta) y el sufrimiento mundano (Duḥkha). Existe una amplia variedad de escuelas de yoga, prácticas y objetivos[2] en el hinduismo, el budismo y el jainismo,[3][4][5] y en todo el mundo se practican formas tradicionales y métodos modernos de yoga[6].
A grandes rasgos, existen dos tipos de teorías sobre los orígenes del yoga. El modelo lineal sostiene que el yoga tiene orígenes arios, tal y como se refleja en el corpus textual védico, y que influyó en el budismo; según Crangle, este modelo es apoyado principalmente por los eruditos hindúes. El modelo de síntesis sostiene que el yoga es una síntesis de prácticas indígenas no arias con elementos arios; este modelo es el preferido por los estudiosos occidentales[7].
El término “yoga” en el mundo occidental suele designar una forma moderna de hatha yoga y una técnica de acondicionamiento físico, alivio del estrés y relajación basada en posturas,[21] que consiste principalmente en las asanas,[22] en contraste con el yoga tradicional, que se centra en la meditación y la liberación de los apegos mundanos[21][23] Fue introducido por gurús de la India, tras el éxito de la adaptación del yoga sin asanas de Vivekananda a finales del siglo XIX y principios del XX,[24] que introdujeron los Yoga Sutras en Occidente. Los Yoga Sutras cobraron importancia en el siglo XX tras el éxito del hatha yoga[25].