Yoga o pilates

Yoga o pilates

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:yoga

Yoga vs. pilates para el dolor de espalda

Mientras que a algunas personas les encanta el ambiente zen del yoga, a otras les gusta el ardor que se produce cuando se pulsa la postura del barco en la clase de Pilates. Pero, ¿cuál es mejor para tu cuerpo? ¿Y cómo puedes decidir si el yoga o el pilates es el complemento adecuado para tu rutina de ejercicios? El doctor Cedric Bryant, presidente y director científico del American Council on Exercise, nos ofrece toda la información al respecto.P: ¿Cuál es la diferencia entre el yoga y el Pilates? Aunque tanto el yoga como el Pilates son ejercicios de bajo impacto y pueden realizarse en una colchoneta, en realidad son entrenamientos totalmente diferentes: La mayoría de las clases de yoga consisten en realizar una serie de posturas (como la del perro que baja, la del árbol, la del guerrero y la de la cobra) que utilizan el peso del cuerpo como resistencia. El objetivo es mejorar el equilibrio, la flexibilidad y la conexión mente-cuerpo.
A medida que fluyes por cada postura, tu instructor de yoga suele guiar también tu respiración. Lo ideal es que la respiración y el movimiento se sincronicen cuanto más practiques. A lo largo de la clase, es posible que utilices equipos como bloques, correas y almohadas para ayudarte a lograr las posturas que aún no eres lo suficientemente flexible para alcanzar. El yoga también incluye inversiones como paradas de manos y paradas de cabeza. Puede realizarse en un estudio con calefacción o sin ella, o al aire libre, y en la mayoría de las clases de asanas suele haber un componente de meditación o de establecimiento de intenciones. Aquí tienes una rutina de yoga de 10 minutos para que te hagas una idea de cómo podría ser un flujo típico:

Pilates vs yoga para perder peso

El pilates y el yoga se mencionan a menudo al mismo tiempo, y con razón. Pero, ¿cuál es la diferencia entre el pilates y el yoga? Ambas prácticas no sólo se consideran formas de ejercicio mente-cuerpo, sino que también son útiles para el control del estrés, la forma física, el control de la respiración y la mejora de la concentración.
El pilates o “el método pilates” fue desarrollado en la década de 1920 por un hombre llamado Joseph Pilates, originario de Alemania. Joseph sufrió muchas enfermedades de niño, como fiebre reumática, asma y raquitismo. Por ello, quedó encantado con la idea de mejorar su fuerza y resistencia más adelante. El ejercicio físico se convirtió en su pasión, y se convirtió en preparador físico.
A través de la idea de equilibrar la mente, el cuerpo y el espíritu juntos – de forma similar a como los antiguos griegos veneraban al “hombre ideal” – Joseph creó su método de pilates. Su práctica incluía aproximadamente 500 ejercicios, la mayoría de ellos inspirados en alguna forma de ballet, yoga o calistenia.
El pilates es una práctica tanto aeróbica como no aeróbica. Lo que es consistente es el enfoque en el núcleo, que se requiere para la mayoría de los movimientos. Además, cada ejercicio técnico tiene una técnica de respiración específica y un patrón rítmico que se sigue. La forma correcta es crucial a la hora de practicar pilates.

Yoga o pilates para las rodillas malas

Consulte siempre a su médico antes de embarcarse en un nuevo programa de ejercicio físico, especialmente si tiene una enfermedad preexistente o no ha hecho ejercicio durante mucho tiempo. El Pilates explicado En la década de 1920, el preparador físico Joseph Pilates introdujo el Pilates en Estados Unidos como una forma de ayudar a los atletas y bailarines lesionados a volver a hacer ejercicio con seguridad y a mantener su forma física. Desde entonces, el Pilates se ha adaptado a las personas de la comunidad en general.
El Pilates puede ser una forma de ejercicio aeróbico y no aeróbico. Requiere concentración y enfoque, porque se mueve el cuerpo a través de rangos precisos de movimiento. El pilates alarga y estira todos los grupos musculares principales del cuerpo de forma equilibrada. Requiere concentración para encontrar un punto central que permita controlar el cuerpo a través del movimiento. Cada ejercicio tiene una colocación, un ritmo y un patrón de respiración prescritos.
En el Pilates, los músculos no se trabajan hasta el agotamiento, por lo que no hay sudor ni esfuerzo, sino una intensa concentración. El entrenamiento consiste en una variedad de secuencias de ejercicios que se realizan en bajas repeticiones, normalmente de cinco a diez veces, durante una sesión de 45 a 90 minutos. Se utilizan colchonetas y equipos especializados de resistencia.

Yoga o pilates para principiantes

¿Estás lista para probar un nuevo entrenamiento y te preguntas si deberías seguir el consejo de tu amiga que jura por su clase de yoga o la que nunca se pierde una sesión de pilates? Si es así, es probable que tengas algunas preguntas, entre ellas ¿Cuál es la diferencia entre el yoga y el pilates? ¿Y te ayudaría alguno de los dos a adelgazar, si ese es tu objetivo? Aquí tienes las respuestas a tus mayores dudas sobre el pilates y el yoga.
¿Cuáles son los beneficios del pilates? “Son muchos”, dice DeLuca, “fortaleces el tronco, ganas tono muscular, aumentas la flexibilidad y la coordinación, incrementas la conciencia postural y la función respiratoria, e incluso mejoras el sueño y la digestión”. También hay beneficios para la mente y el cuerpo, añade DeLuca: “Tendrás un estado de ánimo más brillante, un pensamiento más claro y más confianza”.
¿Tiene algún inconveniente el pilates? “No creo que nadie deba evitar el Pilates”, dice DeLuca. “Sí creo que algunas personas deberían hacer un entrenamiento privado de Pilates con un profesor experimentado, mientras que otras estarían bien en entornos grupales. Siempre animo a la gente a hacer al menos tres sesiones privadas antes de unirse a un grupo.” Otra advertencia que señala: “También hay muchas formas diferentes por ahí que se llaman a sí mismas ‘Pilates’ cuando no son la versión probada y verdadera”, dice DeLuca. “Los consumidores deben hacer sus deberes y encontrar la que más les convenga”. Entonces, ¿me ayudará el Pilates a perder peso? “Perder peso es una ecuación matemática”, dice DeLuca. “Hay que quemar más de lo que se ingiere. Lo que el Pilates puede hacer en esa ecuación es ayudarte a sentirte mejor y a mantener la motivación. Si aprendes el método lo suficientemente bien, hay un componente de cardio, pero no es nada parecido a correr durante 55 minutos. Sin embargo, puede mejorar la sensación de correr, montar en bicicleta o salir a bailar con los amigos”.