En este momento estás viendo Yoga piernas

Yoga piernas

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:yoga

Yoga piernas

Ver más

El yoga es una forma popular de reducir el estrés y ganar flexibilidad. También puede ser una forma estupenda de aumentar la fuerza y la potencia, especialmente en las piernas. Las posturas de yoga de pie fortalecen y tonifican los músculos de las piernas, incluidos los cuádriceps, los isquiotibiales y las pantorrillas. Si eres un atleta que busca aumentar la fuerza de la parte inferior del cuerpo, o si simplemente quieres tonificar y dar forma a tu mitad inferior, el yoga puede ayudarte. Sigue leyendo para aprender algunas posturas de yoga de pie que son adecuadas para los principiantes.
El yoga utiliza la resistencia del peso corporal para fortalecer y tonificar los músculos y las estructuras articulares. Cuando practicas posturas de yoga de pie, como las que se enumeran a continuación, tu peso se desplaza a través de ambos pies; esto desafía a los músculos de los pies y las piernas para mantenerte erguido y estable. Esto ayuda a construir la definición muscular, mientras que también ayuda a prevenir lesiones y mejorar la coordinación de todo el cuerpo.
Una práctica de yoga completa utilizará todos los músculos del cuerpo, no sólo los de las piernas. A medida que aprendes a colocar y mantener tu cuerpo en la alineación correcta, estarás trabajando todo tu cuerpo desde la cabeza hasta los pies. En las posturas de yoga de pie, las piernas son la base. Mantener las posturas supondrá un reto para tus músculos y tu mente. Mantener la postura estable y la respiración suave, mientras mantienes la alineación correcta, mejorará tu capacidad de concentración y enfoque. Con la práctica, saldrás del yoga con unas piernas y una mente más poderosas.

26:59yoga para piernas cansadas – yoga con adrieneyoga con adrieneyoutube – 8 jun 2016

Para fortalecer y tonificar tus piernas, puedes pensar que el entrenamiento con pesas es la única opción. Pero en realidad hay una serie de posturas y estiramientos de yoga que se dirigen a todas las partes de la parte inferior del cuerpo, incluyendo: glúteos, flexores de la cadera, cuádriceps, aductores, abductores, isquiotibiales, pantorrillas y tendones de Aquiles.Prueba esta secuencia de yoga diseñada específicamente para fortalecer las piernas, y mejorar la movilidad. Se proporcionan modificaciones.
Cómo hacerlo: Ponte de pie con las piernas separadas entre un metro y un metro y medio. Gira el pie derecho 90 grados hacia fuera y el izquierdo hacia dentro a unos 35 grados. Coloque las manos en las caderas y desplace las caderas hacia el talón trasero mientras el hombro derecho comienza a descender hacia la pierna derecha. Imagina que tu espalda está tocando una pared para que tu torso esté en línea con tus piernas. Abre los brazos colocando la mano derecha sobre la espinilla, un bloque, el tobillo o la punta del pie, mientras extiendes el brazo izquierdo por encima del derecho para formar una línea recta. Ábrete por el pecho. Intenta que la parte superior e inferior de tu torso sean paralelas (sin curvas). Para ello es necesario suavizar las costillas superiores hacia abajo y hacia dentro. Mantenga la postura durante 10 respiraciones profundas. Vuelva a ponerse de pie. Cambia de lado.Beneficios: La postura del triángulo estira los aductores de las piernas delanteras y traseras.

19:3220 minutos de estiramiento suave de yoga para piernas tensascandace cabrerayoutube – 25 mayo 2016

El yoga es una forma popular de reducir el estrés y ganar flexibilidad. También puede ser una gran manera de construir fuerza y poder, ¡especialmente en las piernas! Las posturas de yoga de pie construirán y tonificarán los músculos de tus piernas, incluyendo tus cuádriceps, isquiotibiales y pantorrillas. Si eres un atleta que busca aumentar la fuerza de la parte inferior del cuerpo, o si simplemente quieres tonificar y dar forma a tu mitad inferior, el yoga puede ayudarte. Sigue leyendo para aprender algunas posturas de yoga de pie que son adecuadas para los principiantes.
El yoga utiliza la resistencia del peso corporal para fortalecer y tonificar los músculos y las estructuras articulares. Cuando practicas posturas de yoga de pie, como las que se enumeran a continuación, tu peso se desplaza a través de ambos pies; esto desafía a los músculos de los pies y las piernas para mantenerte erguido y estable. Esto ayuda a construir la definición muscular, mientras que también ayuda a prevenir lesiones y mejorar la coordinación de todo el cuerpo.
Una práctica de yoga completa utilizará todos los músculos del cuerpo, no sólo los de las piernas. A medida que aprendes a colocar y mantener tu cuerpo en la alineación correcta, estarás trabajando todo tu cuerpo desde la cabeza hasta los pies. En las posturas de yoga de pie, las piernas son la base. Mantener las posturas supondrá un reto para tus músculos y tu mente. Mantener la postura estable y la respiración suave, mientras mantienes la alineación correcta, mejorará tu capacidad de concentración y enfoque. Con la práctica, saldrás del yoga con unas piernas y una mente más poderosas.

Posición del loto

Saca tu condensador de flujo y ponlo a 88 millas por hora mientras viajamos a 1997, a la primera vez que tomé una clase de yoga. Me temblaban las piernas, los brazos y estaba empapada de sudor, pero por alguna razón decidí aguantar. Tal vez fuera porque mi profesor era muy alentador y nos instruyó para que volviéramos a nuestro interior y escucháramos a nuestro propio cuerpo.
Mi cuerpo me estaba hablando. Me estaba diciendo que había una oportunidad de crecimiento con el yoga; había trabajo que hacer. Después de esa fatídica clase, a los pocos días apenas podía caminar y me dolían lugares que no sabía que existían.
Con esa clase, comencé mi práctica de yoga consistente, empecé a ponerme más fuerte y más delgado con cada día que pasaba, y tengo en el viaje durante casi 20 años. Uno de los increíbles beneficios de la práctica del yoga es que te vuelves más fuerte y más flexible. Es una hermosa combinación, y si estás buscando tonificar tus piernas, definitivamente quieres ambas cosas.
Esta postura clásica fortalecerá tus cuádriceps. Es como sentarse en una silla, pero sosteniéndose justo antes de sentarse. De pie, empieza con los pies juntos o separados a la altura de los hombros. Con la columna vertebral recta, pasa los brazos por encima de la cabeza, dobla las rodillas y empuja las caderas hacia atrás. La mirada puede dirigirse hacia delante o ligeramente hacia arriba, pero para no dañar el cuello evita inclinar la cabeza hacia atrás. Esta es una postura increíble para sentirte conectado a la tierra, crear calor y ganar fuerza. Es perfecta para la temporada de esquí o para una primavera llena de excursiones. Recomiendo empezar a mantener la postura durante unos segundos, y luego llegar a ser capaz de mantenerla durante 60-90 segundos.