Yogic para niños

Yogic para niños

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:yoga

Ver más

La globalización expone a los niños y jóvenes de todo el mundo a nuevas normas y opciones. Ahora los niños no sólo tienen nuevos recursos en sus vidas, sino que también se espera que tengan un buen rendimiento. Diferentes instituciones en la vida de los niños y adolescentes, como la familia, la escuela y los medios de comunicación, proporcionan constantemente estímulos y expectativas. Esta exposición a nuevas expectativas y exigencias tiene el potencial de crear estrés en la vida de los jóvenes, especialmente en relación con la evaluación de sus actuaciones.
Investigaciones recientes muestran que la generación más estresada es la de los jóvenes adultos actuales (1). Por ejemplo, la encuesta en línea de 2012 “Stress in America” informó de un nivel medio de estrés de 5,4 sobre 10 entre 2.020 encuestados en EE.UU. que tenían entre 18 y 33 años. Los investigadores consideraron que un nivel de estrés de tres a seis es saludable (2). La encuesta ha revelado que los millennials (18-33 años) están más estresados que cualquier otra generación actual. Los encuestados de la generación millennial también eran menos propensos a dar a su atención sanitaria una calificación de sobresaliente. Casi la mitad de ellos reconoció no

Entrenamiento de yoga para niños

Durante siglos, el yoga ha sido practicado tradicionalmente por adultos que comprendían sus beneficios, como la buena postura, la disminución del estrés y el aumento de la flexibilidad. Más recientemente, el yoga se ha enseñado a los niños con los mismos resultados positivos.Introducir a tus hijos en el yoga a una edad temprana puede ayudarles a aprender hábitos de vida saludables y sentar las bases para un futuro en forma.
Los niños que practican yoga con regularidad se convierten en expertos en nuevos estilos de postura corporal y en la conexión entre sus mentes y cuerpos. Estas conexiones conducen a la confianza en sí mismos. Por ejemplo, los niños se sienten exitosos cuando logran tocarse los dedos de los pies después de los ejercicios practicados cada semana. Como no es competitivo y puede practicarse en cualquier nivel de habilidad, el yoga permite que cada niño progrese cómodamente a su propio ritmo. Esto hace que los niños se sientan especiales y realizados con cada posición de yoga que aprenden sin la presión de tener que seguir el ritmo de sus compañeros.
Los niños que practican yoga con regularidad tienen cuerpos más sanos gracias a las posiciones que requieren estiramientos. El yoga aumenta la coordinación corporal y la fuerza muscular de los niños, lo que disminuye el riesgo de lesiones durante otras actividades físicas.

Ver más

Tabla de tamaño completoLa intervención del grupo de ejercicio físico consistió en trotar en el lugar, flexiones rápidas hacia delante y hacia atrás, flexiones laterales, torsiones de la columna vertebral y carreras o juegos de relevos.Las tres diferencias entre el yoga y el ejercicio físico son: (i) el yoga da importancia a la conciencia, (ii) a la relajación y (iii) a la regulación de la respiración. Los detalles del programa de ejercicio físico se recogen en la Tabla 3. Tanto el yoga como el ejercicio físico se llevaron a cabo durante el horario escolar. Todos los participantes asistieron a una clase de yoga y, del mismo modo, todos los participantes asistieron a una clase de ejercicio físico. Las clases fueron impartidas por instructores capacitados que habían completado 17 años de educación, es decir, eran posgraduados y tenían un título de maestría. Los instructores que impartían yoga y ejercicio físico no eran profesores de escuela. Formaban parte de la institución de yoga que realizaba el ensayo. Ambos tenían aproximadamente dos años de formación en yoga y seis meses en la enseñanza del mismo. A uno de ellos, elegido al azar, se le pidió que impartiera la clase de ejercicio físico junto con un profesor de escuela que tenía formación en ejercicio físico. La asistencia a la clase fue controlada por uno de los profesores de la clase.Tabla 3

El mejor yoga para niños

Nuestros hijos viven en un mundo apresurado de padres ocupados, presiones escolares, lecciones incesantes, videojuegos, centros comerciales y deportes competitivos. Normalmente no pensamos que estas influencias sean estresantes para nuestros hijos, pero a menudo lo son. El ritmo frenético de la vida de nuestros hijos puede tener un profundo efecto en su alegría innata, y normalmente no para bien.
He descubierto que el yoga puede ayudar a contrarrestar estas presiones. Cuando los niños aprenden técnicas de auto-salud, relajación y realización interior, pueden navegar por los desafíos de la vida con un poco más de facilidad. El yoga a una edad temprana fomenta la autoestima y el conocimiento del cuerpo con una actividad física que no es competitiva. Fomentar la cooperación y la compasión -en lugar de la oposición- es un gran regalo para nuestros hijos.
Los niños obtienen enormes beneficios del yoga. Físicamente, mejora su flexibilidad, fuerza, coordinación y conciencia corporal. Además, mejora su concentración y su sensación de calma y relajación. Haciendo yoga, los niños se ejercitan, juegan, conectan más profundamente con el ser interior y desarrollan una relación íntima con el mundo natural que les rodea. El yoga hace aflorar esa maravillosa luz interior que tienen todos los niños.